Experiencias que mezclan lo real y lo virtual para crear recorridos inolvidables. La tecnología se ha puesto al servicio del turismo con el fin de ofrecer a los visitantes nuevas formas de ver los atractivos de los diferentes destinos. Desde paneles inteligentes, viajes simulados o realidad aumentada, el turismo inmersivo toma fuerza alrededor del mundo. Esto es algo que ya se ha ido implementando, por ejemplo, en los servicios de hospedaje, con sensores de movimiento y domótica.

Para conocer más acerca de este tema, en este episodio contamos con Emilio de la Peña, que es el fundador de “Siente el Mundo 4D”, donde crean experiencias inmersivas de turismo para que el usuario pueda viajar sin salir de su ciudad. “Cuando hablamos de turismo inmersivo lo que estamos haciendo es generar las emociones que produce el turismo a partir de los sentidos. Esto incluye olores, sabores, degustaciones, tacto, artesanías y un cine 4D que nos ubica en una parte del mundo. Es una forma de promocionar un país y el usuario final puede comenzar a sentir lo que es el país que va a visitar”, explica nuestro invitado, acentuando que “el público es el que vive en el estado y que quiere viajar a otro destino”: “No es el turista, es el usuario local”.

El turismo inmersivo representa una poderosa herramienta de promoción para los diferentes destinos, ya que ofrece una experiencia auténtica y enriquecedora que va más allá de la publicidad convencional. Al sumergirse completamente en la cultura, la historia y el estilo de vida de un lugar, los visitantes se convierten en embajadores entusiastas que promueven el destino de manera orgánica y efectiva. “Al momento de realizar una experiencia inmersiva estás haciendo un anuncio del país, sólo que en vez de durar segundos como en Youtube, dura una hora. Te deja palpar diferentes sensaciones del país y te da una experiencia más enriquecedora. Entonces, a nivel publicitario, tiene un porcentaje de conversión 400 veces más alto que cualquier video que veas”, resalta nuestro especialista, y agrega: “Hay muchos lugares que no tienen difusión y muy poca gente conoce y esto centraliza el turismo en pocos lugares, haciendo que no se genere la repartición de riqueza que puede dar el turismo”.

Las tecnologías desempeñan un papel fundamental en el turismo inmersivo, permitiendo una mayor accesibilidad a destinos y actividades. Las que más utiliza la empresa de Emilio son Realidad Aumentada, Realidad Virtual y 4D. “Y tenemos los lentes de Realidad Virtual, utilizando los permisos de difusión que tenemos de las zonas, los cuales te transportan al sitio. Si la experiencia de viaje comienza en el aeropuerto, tratamos de empujarla más para atrás y que empiece en nuestro teatro”, remarca nuestro invitado.

Asimismo, la experiencia del usuario desempeña un papel fundamental en el turismo inmersivo, ya que determina la calidad y la efectividad de la vivencia que los viajeros tienen al interactuar con los destinos y las actividades ofrecidas. “La experiencia de usuario es lo más importante y empieza desde que los usuarios escuchan de nosotros, quién les contó, de dónde les hablaron…”, comenta nuestro especialista.

Si un emprendedor está interesado en abrir una compañía de turismo inmersivo, es importante reconocer algunas limitaciones y desafíos que podría enfrentar en el proceso. En primer lugar, es el producto en sí mismo, porque tiene que ser “innovado” constantemente, tal como afirma nuestro especialista. Y a ello se le suman algunas regulaciones al momento de abrir un espacio para generar la experiencia inmersiva: “Al ser un espacio abierto al público, hay ciertas regulaciones que seguir para brindar seguridad, como generar espacios de accesibilidad, tener un extintor, seguro de responsabilidad civil, pero a nivel técnico el riesgo es bastante bajo”, sostiene Emilio. Lo mismo sucede cuando queremos generar los tours virtuales, que los creadores deben tener en cuenta para ofrecer una experiencia de alta calidad. “En algunos países es muy complicada la grabación con drones. Ahí es donde se vuelve un poco complicado”, remata nuestro invitado.

Instagram: @emiliodelap

Echa un vistazo a este episodio